preloader
Back to top
Share

Oraciónes

Mensajes y oraciones

El hombre debe tener como compra diaria la oración sincera dirigida a Dios, no solo en tiempos de necesidad, sino también como ofrenda de agradecimiento por las gracias recibidas. La oración es el medio directo de comunión entre el hombre y la Deidad; es un momento sublime en el que, no solo a través de nuestras palabras o pensamientos, sino principalmente a través de nuestros sentimientos, nos ponemos en contacto con Dios. En este momento, se crea una armonía en la que el Creador y la criatura comparten una sola voz.
Sin embargo, esta sintonía o conexión será más fuerte cuanto mayor sea nuestro estado de pureza interior. Esto significa pedirle al Padre no solo nuestras peticiones y súplicas, sino que siempre se haga su voluntad y no la nuestra, como Jesús nos enseñó.

 

Coraje y Fe

Hijo, mira, tu aflicción, tu momento de angustia se disipará, porque el amor de los que te acompañan es grande para revelarte lo valioso que eres.
Piense en ello con detenimiento. Dios te dio la vida para que pudieras ocuparte de ella, dando prueba de tus virtudes en todo momento.
No temas, todos los problemas tienen su solución adecuada.
Las incertidumbres darán paso a lo correcto, lo que quieras.
Ore y confíe. ¡El Señor es nuestro Pastor! ¡No nos faltará nada!
(Pai Cipriano)

 

Oración

Por el agua que corre por la tierra,
Por el aire que envuelve cada rincón
Por el viento que sopla lejos con su fuerza todos los males,
Por el fuego que consume y destruye todo mal,
Cipriano, en tu manto envuelto,
Por el poder de tu conocimiento, en la gran y profunda magia,
Asegúrate de que no tengan ninguna acción mala contra mí, mi familia y todos nuestros logros.
Que solo la “Caridad” sea la presencia de “Dios” en mis acciones y nos guarde de todo mal.
Por la oración de Jesucristo en el Huerto de los Olivos,
(rezando el Padre Nuestro en este momento),
Por el resplandor de esta luz de luna
Por la fuerza del firmamento,
Por la luz de las estrellas y el sol en su resplandor
Así como nos preservaste toda la noche, libérate de todos los peligros durante el día.
Por el amor de Jesús y la fuerza de tus manos.
(Pai Cipriano)

 

OraciónBezerra de Menezes

Nosotros Te pedimos, Padre de Infinita Bondad Y Justicia, las gracias de Jesús Cristo a través de Bezerra de Menezes y sus legiones de compañeros. Que ellos ayuden, Señor, consolando los  afligidos, curando aquellos que tienen sus pruebas y expiaciones que pasar esclareciendo a los que deseen conocer la Verdad y ayudando a todos los que Le piden en nombre de Tu infinito amor.

Jesús, Divino Portador de las Gracias y de la Verdad, extiende Tu manos dadivosas en socorro de los que Te reconocen como donador fiel y prudente, has Divino Modelo, a través de Tus legiones consoladoras, de Tus santos espíritus a fin de que la Fe se eleve, la Esperanza aumente, la Bondad se expanda y el Amor triunfe sobre todas las cosas.

Bezerra de Menezes, apóstol del bien y de la paz, amigo de los humildes y de los enfermos, envía tus falanges amigas en beneficio de aquellos que sufren, sean males físicos o espirituales. Santos espíritus, dignos obreros del Señor, derrama las gracias y las curas sobre la Humanidad sufrida a fin de que las criaturas se tornen amigas de la Paz y del conocimiento, del armonía y del perdón, sembrando por el mundo los Divinos Ejemplos de Jesús Cristo.

 

Oración del Calvario y la Cruz

¡Jesús!
Cuando se quitan de Tus manos, los clavos que lo sujetaron a la cruz,
Cuando regresaste al Padre Celestial, en Tu resurrección y gloria, nos hiciste Paz y Amor.
¡Señor! Que estos clavos de tormento y de Tu dolor sean quitados de Tus manos dándonos paz y alivio de todo dolor.
¡Señor! Que la corona de espinas que penetró en Tu frente te sea quitada de mi frente.
¡Dándome alivio del dolor y serenidad a mi espíritu para ganar todas las luchas, como tú ganaste Señor! ¡Toda la maldad del mundo y Señor triunfante! en Luz y Amor.
Que tu luz descienda sobre mí y todos mis familiares y otros hermanos. Por todos los que a esta hora plantean mi petición «en esta oración».
Antes del amanecer la gran fuerza en los rayos de Tu palabra, Toda Luz en nuestros caminos.
¡Señor! Divino Maestro, que Tu luz envuelva todo mi ser.
Que viva en Tu paz, bajo la amistosa sombra de Tu “Cruz”.
Cúbrenos con tu manto y guárdanos de todo mal por los siglos de los siglos.
(Pai Cipriano)

 

Oración de Poder

Dios Altísimo! Cuando se forman nubes en el cielo …
Cuanto más fuerte sopla el viento …
Cuando las aguas se agiten en el gran mar de la vida …
Cuídate siempre de mí, de mis seres queridos, de todos aquellos que te buscan en el retraimiento de su corazón.
¡Más alta! Cuando el gran rayo caiga alto en el cielo
Cuando el rugido del trueno resuene por todos los rincones, que tu fuerza, tu poder y tu luz soberana se fijen en mí y que mis enemigos conozcan tu amor, y contra mí y mis seres, no se arrojen, por el humo de los fuegos. que se disparan hacia el cielo, formando nubes, empañan la visión de quienes me persiguen.
Y no me veas ni me puedas acompañar, porque estoy bajo tu mirada, tu bendición y tu fuerza de amor.
Ayúdame, pues, Señor, para que pueda revelar tu nombre en todos mis actos.
¡Amén!
(Pai Cipriano)

 

Oración al Sol

Me levanto a las fuerzas radiantes del sol que ilumina
Fuerzas cósmicas que se fijan en mí iluminando mi camino.
No hay fuerza o poder superior, por encima de mi voluntad, que me impida estar siempre con Dios.
Su presencia vive en mi ser, habla por mis labios, vibra en mi corazón y digo, puedo, quiero y hago.
Cristo vive en mí.
Esta luz que rompe todo poder de las tinieblas, ya sea en el aire, el fuego o el agua.
Ya sea en la Tierra o en el Espacio.
Por la fuerza cósmica superior, tengo mi presencia en el mundo.
Nada me derribará, soy fuerte, brillante como la Luz.
Firme como la roca.
A la luz de este día, por las fuerzas reunidas, creo que Dios es amor, es poder.
Es esta fuerza la que me impulsa a la victoria.
Por tanto, salgo victorioso.
Esta es la voluntad de Dios.
Amén.
(Pai Cipriano)

 

La Oración de Frei Rogério

Dios, nuestro Padre Supremo, atiéndeme en la aflicción, dándome;
Fortalezas para apoyar las cosas que no se pueden cambiar;
Conformidad en pérdida que no se puede evitar;
Dándome fuerzas y resignación para seguir viviendo los días de mi vida,
aunque muchos de ellos no están alegres;
Comprensión para afrontar el desconocimiento de aquellos:
Que teniendo todo, no hay luz de sabiduría;
Que pudiendo amar, odian;
Que pudiendo ayudar, se niegan;
Que pudiendo aclarar, confunden;
Que pudiendo aliviar el dolor, se niegan;
Que pudiendo construir, destruyen.
Transforman a Nuestro Padre Supremo, hombres que no conocen el poder del Amor.
hacia uno de sus hermanos, sin distinguir su origen.
Ablande los corazones enfermos de odio, envidia y falta de amor, para que se queden,
sanados, para servir a sus semejantes.
Escucha Padre, lo que pide este humilde hijo.
(Frei Rogério)

 

La Oración de Ismael

¡Gloria a Dios en las alturas, paz en la tierra a los hombres de buena voluntad!
Jesús, Maestro bueno y amado, sostiene a tus humildes hermanos pecadores en las luchas de este mundo.
Bendito ángel del Señor, extiende tus alas blancas sobre nosotros y protégenos del mal;
levanta nuestros espíritus a la majestad de tu reino
e infundir en todos nuestros sentidos la luz de tu inmenso Amor.
Jesús, por tu Santa Pasión, por tus martirios en la cruz,
dar a aquellos que están apegados a la pesada carga de la materia
guía perfecta en el camino de la virtud,
el único por el que podemos encontrarte.
Jesús, paz para ellos, piedad para nuestros enemigos.
Recibe en tu bendito seno la oración del último de tus siervos.
Bendita Estrella, faro de las falanges inmortales, purifícanos con tus rayos divinos,
lávanos de toda culpa, acércanos a tu seno, santuario bendito de todos los amores.
Si el mundo, con sus errores, pasiones y odios, extiende el camino de las espinas,
oscureciendo nuestro horizonte con la oscuridad del pecado,
brilla más con tu misericordia,
para que, seguros y sostenidos por el Santo Evangelio, podamos caminar,
vence las asperezas del camino y alcanza las moradas de tu reino.
Amiga Estrela, faro de pecadores y justos,
abre tu divino seno y recibe nuestra oración por toda la humanidad.
¡Que así sea!

Pai Cipriano

"El día que el mundo hable solo el lenguaje del amor, todos tendrán alegría y el mundo será esplendor".
Getúlio Vieira